¿Qué son las ETS?

Las infecciones de transmisión sexual (Sexually Transmitted Infections, STI) son enfermedades que se transmiten mediante el contacto sexual. Si tiene relaciones sexuales con una persona infectada con una STI, es posible que usted también la contraiga. Las STI se encuentran entre las enfermedades más comunes en los Estados Unidos.

¿Cómo se transmiten las STI?

Las STI se transmiten al tener relaciones sexuales vaginales, orales o anales con una persona infectada. A veces, la STI se puede transmitir simplemente por el contacto con el pene, la vagina o el ano. Ni siquiera es necesario llegar al acto sexual. Algunas STI, como el VIH y la hepatitis B y C, también se pueden transmitir al compartir jeringas usadas. Las STI pueden transmitirse de hombre a mujer, de mujer a hombre, de hombre a hombre y de mujer a mujer.

No es fácil distinguir quién tiene una ETS porque muchas de las personas infectadas tienen aspecto saludable y se sienten bien. Incluso ellos mismos pueden desconocer que tienen una infección. Sin embargo, pueden transmitirle la ETS.

¿De qué forma se previenen las STI?

La forma más segura de prevenir las STI es no tener relaciones sexuales. Existen muchas formas de demostrar amor y de sentirse bien sin tener relaciones sexuales.

¿Cómo puedo lograr que el sexo sea más seguro?

  • Antes de tener relaciones sexuales, hable con su pareja. Acuerden usar condón.
  • Use un condón cada vez que tenga relaciones sexuales vaginales, orales o anales. En la actualidad, existen condones masculinos y femeninos. Aprenda cómo usar un condón correctamente.
  • Esté preparado. Tanto hombres como mujeres deben llevar consigo condones.
  • No use lociones, cremas o Vaseline® con condones de látex. El componente oleoso en estos productos puede debilitar el condón. Use lubricantes a base de agua, como K-Y Jelly® o Astroglide®.
  • Los espermicidas con N-9 no son efectivos para prevenir las ETS, incluido el VIH. El N-9 puede incrementar el riesgo de contraer VIH. No se recomienda el uso de espermicidas.
  • Sepa que es más probable que contraiga una STI si tiene más de una pareja.
  • Realícese una prueba de detección de STI si usted
  • o su pareja han tenido varias parejas.
  • Vacúnese para protegerse contra las infecciones causadas por el HPV, la hepatitis A y la hepatitis B.

¿Ocasionan las STI problemas especiales en las mujeres?

Así es. Muchas STI no desencadenan signos ni síntomas en las mujeres. Las mujeres pueden estar infectadas en lugares donde los síntomas pueden no verse fácilmente. Una STI, el HPV, es muy común y generalmente se cura sola. Sin embargo, en algunos casos, puede ocasionar cáncer de cuello uterino. Otras STI sin tratamiento pueden ocasionar embarazos problemáticos o incluso impedir que una mujer quede embarazada. Con frecuencia, las mujeres no están enteradas de que tienen una STI hasta que la infección causó daños permanentes.

Las STI también pueden transmitirse de una madre infectada a su bebé durante el embarazo o en el parto. No obstante, un tratamiento temprano frecuentemente puede proteger al bebé de una enfermedad o de la muerte.

¿Cuáles son los síntomas de las STI?

La mayoría de las personas infectadas con STI no tienen síntomas. Probablemente, la única forma segura de saber si tiene una STI es realizarse una prueba. Puede realizarse la prueba con su proveedor de atención médica o en una clínica local.

Si tiene síntomas, es posible que aparezcan inmediatamente o que no aparezcan por semanas, incluso meses. Pueden aparecer y desaparecer. Incluso si los síntomas desaparecen, es posible que la enfermedad siga activa.

Estos son algunos signos o síntomas que pueden indicar que tiene una STI:

Posibles síntomas en mujeres:

  • Úlceras, bultos o ampollas cerca de los genitales, el ano o la boca.
  • Ardor o dolor al orinar.
  • Picazón, mal olor o secreciones inusuales de la vagina o el ano.
  • Dolor en la parte baja del abdomen.
  • Sangrado vaginal cuando no está menstruando.

Posibles síntomas en hombres:

  • Úlceras, bultos o ampollas cerca de los genitales, el ano o la boca.
  • Ardor o dolor al orinar.
  • Goteo o secreción del pene.
  • Picazón, dolor o secreción del ano

¿Qué debo hacer si creo tener una STI?

Obtenga de inmediato ayuda de su proveedor de atención médica o de una clínica. Un tratamiento temprano puede evitar que su cuerpo sufra daños permanentes.

¿Qué tratamientos existen?

Muchas STI pueden curarse con medicamentos que matan a los gérmenes que ocasionan la infección. Algunas STI no tienen cura, pero el tratamiento puede aliviar los síntomas y evitar que el cuerpo sufra daños.

  • No tenga relaciones sexuales hasta que todas sus parejas hayan terminado el tratamiento.
  • Tome todo el medicamento, incluso si comienza a sentirse mejor o si los síntomas desaparecen.
  • Nunca tome medicamentos que no sean suyos; nunca le dé su medicamento a otra persona.
  • Regrese a la clínica para realizarse más pruebas, si se lo indican.
  • Infórmele a cualquier persona con quien haya tenido relaciones sexuales que es posible que tengan una STI y que deben realizarse una prueba. Su departamento de salud local puede ayudarlo con esto.
  • Hable con su médico o enfermera sobre vacunarse contra la hepatitis B.

Las siguientes son algunas STI comunes:

STI Cantidad estimada de nuevos casos cada año
HPV 14.1 millones
Clamidia 2.9 millones
Tricomoniasis 1.1 millón
Gonorrea 820,000
HSV-2 776,000
Sífilis 55,400
VIH 41,400
HBV 19,000


¿Dónde se puede conseguir ayuda?

Si cree haber estado expuesto a una STI, hable con su proveedor de atención médica o llame a la clínica de STI administrada por su departamento de salud.

Servicio de información de los CDC

1-800-CDC-INFO (1-800-232-4636)
Las 24 horas del día, todos los días.

Puede llamar al Servicio de Información de los CDC (1-800-232-4636) para obtener más información sobre las pruebas y el nombre de un centro de pruebas cercano. La llamada es gratuita y no le preguntarán su nombre.

Asociación Americana de la Salud Sexual (ASHA)

Llamadas sin cargo al 1-888-STD-AIDS (1-888-783-2437) 
Las 24 horas del día, todos los días.

La Asociación Americana de la Salud Sexual (American Sexual Health Association, ASHA) es una organización sin fines de lucro dedicada a mejorar la salud de individuos, familias y comunidades que se concentra en la prevención de las infecciones de transmisión sexual. La ASHA publica una línea de materiales educativos galardonados y brinda comunicaciones interactivas sobre salud a través de centros de atención telefónica y sitios web. La ASHA también lleva a cabo investigaciones y lidera esfuerzos de defensa para una atención y un financiamiento adecuados de los programas y las investigaciones de las STI.

My Lab ReQuestTM

Order Tests without a doctor's order.

Pay at Time of Service

Pay a discounted rate for many laboratory services when paying at the time of service.

Learn About Lab Tests

Get information about various types of laboratory tests for free, courtesy of Lab Tests Online®.

Browse information by:

Search All Tests